Va al hospital por fuertes dolores de estómago y descubre que se ha tragado un Nokia 3310

Los motivos por los que uno puede tener fuertes dolores de estómago son muchos, desde haber tomado un alimento en mal estado hasta sufrir algún tipo de intolerancia. Sin embargo, de todas las posibles causas la última que se podría imaginar un paciente es haber ingerido accidentalmente un Nokia 3310.

Este ha sido el caso de un hombre de 33 años en la ciudad de Pristina, Kosovo, que se desplazó por su propio pie al hospital por fuertes dolores que sentía en el estómago. Al llegar allí, los médicos se dieron cuenta de que tenía un móvil Nokia en el interior de su estómago y tenía que ser operado de urgencia.

El riesgo era muy alto, si no lo operaban inmediatamente los ácidos de su estómago podrían haber diluido la batería del aparato poniendo en juego su vida. Por suerte, los médicos consiguieron sacar a tiempo el móvil a través de una endoscopia, sin necesidad de abrir el estómago.

El equipo de médicos liderado por el doctor Skender Teljaku separó el teléfono en tres piezas para facilitar la extracción y así no tener que abrir el estómago. De este modo, consiguieron sacar el teléfono pieza a pieza hasta que el paciente quedó libre de riesgos.

Tal y como ha asegurado el doctor Skender Teljaku en su cuenta de Facebook, el móvil llevaba cuatro días en el interior de su estómago y por suerte la intervención transcurrió sin problemas y sin ningún tipo de complicaciones.

Aunque la mayoría de veces que las personas se tragan por accidente pequeños objetos el cuerpo los expulsa de manera natural, a veces algunos de ellos tienen que ser extraídos mediante endoscopia mientras que algunos con una operación de estómago. En este caso, el riesgo de que la batería liberara sustancias tóxicas al entrar en contacto con los ácidos del estómago era muy alto, por lo que era necesario extraerlo de inmediato.

Aunque la operación ha resultado todo un éxito y el paciente ya está libre de riesgos, lo cierto es que a día de hoy sigue siendo una incógnita cómo llegó el móvil a su estómago.

Comparte en tus redes sociales!!