Hallan restos de un submarino nazi en las costas argentinas

Los restos de un naufragio, que se remontan a la segunda mitad del siglo XX, hallados en las costas argentinas, corresponden a un submarino nazi, según confirmaron estos jueves expertos a EFE.

La Asociación Eslabón Perdido -equipo de investigación que indaga sobre la existencia de submarinos nazis en Argentina- citó el dictamen de la “Liga Navale Italiana” (LNI) donde aseguran que los restos encontrados pertenecen a un submarino alemán que fue “deliberadamente explotado”.

“La LNI determinó que el naufragio encontrado en cercanías del puerto de Quequén (provincia de Buenos Aires) se corresponde con un submarino alemán, nave que, luego de ser hundida, fue destruida con explosivos, según un contundente dictamen firmado por el doctor Fabio Giuseppe Bisciotti, director del Centro de Estudios Subacuáticos de la LNI”, explicó el documento de la asociación al cual tuvo acceso EFE.

La liga naval de Italia trabaja bajo jurisdicción del Ministerio de Defensa italiano y el doctor Bisciotti es uno de los expertos internacionales de submarinos de la Segunda Guerra Mundial más respetados en su ámbito. En este aspecto, fue designado por el grupo Eslabón Perdido -quienes descubrieron el naufragio– como “perito internacional” del caso con base a un acuerdo entre ambas organizaciones.

De acuerdo con el comunicado de la asociación, en la pericia de las imágenes, Bisciotti identificó el periscopio del navío, que estaba conformado por un tubo, que en su parte superior posee una óptica para facilitar la observación a distancia. “También detectó una parte característica del sumergible al señalar que ‘se observa un cuerpo ferroso claramente de una torreta submarina debido a algunas características como la forma distintiva atribuible a un deflector de la torreta de los U-Boot’”, remarcó la misiva.

“Deliberadamente explotado”

El análisis de daños de este navío sumergible dictaminado por el experto italiano consideró que “los videos muestran largas secuencias de láminas de metal retorcido, en mi opinión con el intento exitoso de borrar el rastro y desintegrar el submarino”. Además, opinó que los restos carecen de detalles que den indicios de ser un buque clásico o un barco de pesca, “no se trata de un barco en lo absoluto”.

Según recoge el documento que cita a Bisciotti: “Los restos náufragos pertenecen a un submarino. El navío fue dañado ex profeso, en las imágenes obtenidas mediante un sonar de barrido lateral ‘se ve claramente la continuidad de la línea del casco, aunque dañada en algunos puntos, claros huecos transversales y tubulares, creo que es un casco deliberadamente explotado’”.

Por último, el perito de la LNI concluyó que aún es necesario realizar una investigación más exhaustiva para determinar el modelo del submarino alemán.

Comparte en tus redes sociales!!