Fito Salume usó a cuestionado (por corrupción) exfiscal, Douglas Meléndez, para hacer justicia a su medida

Tomar posesión de un cargo no es un juego. Los funcionarios hacen un juramento que, de no cumplirse, se cae en un claro delito: incumplimiento de deberes. Y ese fue el pecado del exfiscal, Douglas Arquímides Meléndez Ruiz, hizo justicia selectiva a la medida de sus patrones, según las denuncias.

Al harinero, Adolfo “Fito”, Salume le tenía mucho aprecio, éste era un amigo frecuente de la Fiscalía General de la República (FGR) y no necesariamente porque se conocieran de tiempo atrás.

Salume fue acorazado por Meléndez, según las denuncias y las evidencia. Incluso, amenazó a Wlfredo Guerra, uno de sus enemigos (por competencia en el rubro de las harinas) de mandarlo a la cárcel sino le vendía la compañía (GUMARSAL) que estaba ganando mucho terreno entre los panificadores salvadoreños.

Hasta hace algunos años el monopolio de las harinas estaba concentrada en una sola empresa (MOLSA), y ésta manipulaba a su antojo el precio que, en más de una ocasión por el alto costo, dejó sin pan las mesas de las familias salvadoreñas, de ahí el por qué no le gustaba que hubiese otro competidor en el mercado.

Una acusación

Mientras tanto en una sala de audiencias se destapaba uno de los posibles hechos de corrupción más impactantes que involucran al exfiscal y a Salume.

“Me amenazó para que le vendiera Industrias Gumarsal, de lo contrario me enviaría a la cárcel”.En efecto, este empresario guardó prisión por más de dos años y fue procesado por un delito por el cual ya había sido juzgado; es decir, que la acusación que hizo el ex fiscal Douglas Meléndez, fue una acusación ilegal.

La advertencia que Fito le hizo al empresario fue ejecutada casi a las 9 pm el 25 de octubre de 2018 en la carretera Panamericana, cerca de Industria Gumarsal (empresa competidora en el mercado de las harinas)

El día siguiente Douglas Meléndez, en tono sarcástico y frente a los medios de comunicación dijo que esperaba que los jueces no le fueran a dar “medidas sustitutivas a la detención”, así se pudo ver en un video.

La amenaza de Fito Salume, fue cumplida al pie de la letra por el ex fiscal Meléndez, con lo único que no contaban es que en el sistema judicial salvadoreño aún hay jueces incorruptibles.

Sobreseimiento definitivo

En mayo pasado, la Cámara Segundo de Lo Penal, aplicó justicia y dejó libre de culpa al empresario que fue amenazado por el hombre del “Polvo Blanco” (harinas) Adolfo “Fito” Salume, porque el exfiscal Meléndez hizo una acusación ilegal.

Lo que se pudo ver durante todo este proceso es que la justicia salvadoreña tenía precio durante la gestión del exjefe del ministerio público, porque aun sabiendo que la acusación era ilegal, llevó hasta los tribunales al empresario que compite en el mercado de las harinas para evitar que los panificadores dejen de producir porque los costos son demasiados altos.

Comparte en tus redes sociales!!