FBI y DEA encienden sus radares ante nueva denuncia por lavado de dinero contra Fito Salume

Las autoridades internacionales desde hace años le siguen la pista a uno de los principales personajes oscuros del país, Adolfo “Fito” Salume, mejor conocido como el Magnate del Polvo Blanco (harinas), ahora vuelven a encender sus radares tras el nuevo aviso presentado por el Bufete de Abogados de El Salvador ante la Fiscalía General de la República (FGR), por el delito de lavado de dinero y activos por un monto de al menos, medio millón de dólares.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI), es una de las principales ramas de la investigación de la justicia en EE. UU. lo mismo que la Administración de Control de Drogas (DEA), que es la especialista en temas de narcotráfico. Ambas entidades tienen en la mira a El Salvador, pero por el reconocido empresario, Adolfo Salume.

El pasado 1 de marzo de 2020, el magnate del polvo blanco (harina), se desligó de un fuerte cargamento decomisado por las autoridades. Sin haber sido mencionado, Salume, montó una conferencia de prensa para decir que esa droga incautada no le pertenecía. En ese momento no era señalado, pero salió en su defensa con mucha anticipación a las autoridades.

Anteriormente señaló que El Salvador se prestaba para lavar dinero, sus declaraciones las brindó mostrando seguridad en el tema durante la entrevista concedida a Diálogo con Ernesto López, dónde señaló que a su criterio la falta de una verdadera fiscalización por parte de las autoridades del sistema financiero salvadoreño le han permitido que en el país se haya lavado dinero con facilidad, ya que muchos de los filtros implementados no fueron puestos en marcha”, explicó Salume en esa ocasión.

 “El sistema financiero ha permitido el lavado de dinero, por ejemplo, del cartel de Texis, donde hubo banco, que según la ley debían fiscalizar, lo mismo de la Corte de Cuentas, tenían la responsabilidad de señalar a las autoridades cuando hay actividades sospechosas y no lo hicieron”, señaló en aquel entonces el empresario harinero.

“Hoy es bien complejo que para hacer un depósito de $1 mil dólares en efectivo, es el colmo que le pongan trabas a la persona individual o microempresario, pero viene una empresa como Gumarsal que mandaba a remesar $2 millones de dólares y no generaba ninguna sospecha, como sucedía en uno de los bancos del sistema”, explicó Salume.

Eso no fue todo. En 2016 se dio a conocer una investigación internacional donde sobresalía el nombre del magnate del polvo blanco, sí, Adolfo Salume, estaba involucrado en Los Panama Papers, es decir, tenía su paraíso fiscal, donde a través de la firma Mossack Fonseca, montó al menos 36 empresas offshore para evadir impuestos y ocultar sus cuentas.

Lo curioso es que, con una de esas 36 empresas, Continuum Overseas Corporation, fundada con un capital social de $1,000 el 19 de noviembre del 2002 en ciudad de Panamá, el magnate adquiere un lujoso apartamento en El Salvador. Este se ubicaba en la finca el Espino y su precio fue $466 mil 690.31 según los informes oficiales. Los mismos informes confirmaron que este fue entregado al magistrado, José Roberto Argueta Manzano, quién le benefició con justicia a su favor, a cambio del lujoso inmueble.

El Bufete de Abogados de El Salvador recopiló importante información de denuncias de los salvadoreños y presentó un aviso ante la FGR por el delito de lavado de dinero y activos por un monto superior a medio millón. Tras todos estos acontecimientos y bajo estas últimas pruebas contundentes, las autoridades tendrán mucha tela que cortar sobre este oscuro personaje.

Comparte en tus redes sociales!!