Estudios revelan que el sexo por la mañana tiene más beneficios

La mañana es óptima para el sexo fisiológicamente hablando. «Es cuando alcanzamos los niveles más altos de las hormonas directamente implicadas en nuestro deseo y rendimiento sexuales, como los estrógenos o la oxitocina». También ocurre un aumento de testosterona, según estudios, mejora tanto la libido como la erección masculina. Y los estrógenos, en concreto el estradiol, favorecen al deseo y al comportamiento sexual de las mujeres.

Empezarás tu día con buen humor. Durante el sexo, liberarás endorfinas y serotoninas, hormonas que ayudan a mejorar tu estado de ánimo.

¡Adiós al dolor! Otra de los beneficios del sexo mañanero es que disminuye los dolores de cabeza y hace más soportables los síntomas premenstruales evitando que sufras durante el día.

Aumenta tus defensas. Tener sexo en las mañanas estimula la producción de anticuerpos que te protegen de enfermedades e infecciones.

¡Te mantienes fit! Al ser una actividad aeróbica, el sexo es un excelente ejercicio que te ayudará a quemar alrededor de 100 calorías y a tonificar los músculos de tu cuerpo.

¡Más brillo! Los niveles de estrógeno también aumentan durante el sexo, haciendo que tu piel y cabello se sientan más suaves y, además, tengan un brillo increíble.

Combate el estrés. Después de tener sexo mañanero con tu pareja, te sentirás mejor y estarás más relajada.

Mejora tu autoestima. Las mujeres que tienen sexo en las mañanas sufren menos de depresión, pues se sienten más deseadas y atractivas todo el día.

Te concentras más. Si quieres que tu mente funcione mejor, distraerte menos y que tu creatividad fluya más, ¡dile sí al sexo mañanero!

Ayuda a tu corazón. Al tener relaciones sexuales temprano, disminuyes el riesgo de sufrir un infarto y previenes enfermedades cardiovasculares, ya que mejoras tu circulación y reduces tu presión arterial.

Comparte en tus redes sociales!!