¿El fin de Twitter? Los empleados renuncian en masa luego del ultimátum de Elon Musk

Musk, su nuevo dueño, les exigiera que deberán quedarse por “largas horas con alta intensidad laboral” para trabajar duro, o irse. Esto genera preocupación sobre el futuro de Twitter, ya que se cerraron las oficinas hasta el lunes y no permitirán a los trabajadores hacer el mantenimiento necesario. Además, puede haber fallas debido a la salida de una gran cantidad de ingenieros.

La nueva purga de las filas de Twitter se produce después de que Musk despidiera recientemente a decenas de empleados que lo criticaron o se burlaron de él en tuits y mensajes internos. Musk fijó ultimátum hasta la tarde del jueves para que todos los empleados respondieran «sí» en un formulario de Google si querían quedarse en lo que él llama » Twitter 2.0″; de lo contrario, ayer sería su último día de trabajo y recibirían una indemnización.

Una vez que se cumplió el plazo, cientos de empleados comenzaron rápidamente a publicar mensajes de despedida y emojis de saludo en el chat laboral de Twitter, anunciando que habían dicho no al ultimátum de Musk. «No voy a pulsar el botón», publicó en Slack un empleado que se marcha. «Mi guardia termina con Twitter 1.0. No quiero formar parte de Twitter 2.0», según publica The Verge.

Las salidas ponen de manifiesto la reticencia de algunos de los cerca de 3.000 empleados de Twitter a permanecer en una empresa en la que Musk despidió anteriormente a la mitad de la plantilla, incluida la comisión directiva, y está cambiando despiadadamente la cultura para hacer hincapié en las largas jornadas y el ritmo intenso.

A Musk no parece preocuparle mucho la desvinculación de ciertos empleados, ya que afirma que “las mejores personas se quedan” en Twitter. También se reunió con empleados con altos cargos para intentar convencerlos de quedarse, según afirmaron a Reuters dos personas que trabajan allí.

La compañía también les notificó a los empleados que cerrará las oficinas y quitará el acceso de empleados al sistema hasta el lunes, mientras que oficiales de seguridad echaron a algunos empleados de una oficina durante el jueves por la tarde. Así lo afirmaron diversas fuentes consultadas por Reuters.

Comparte en tus redes sociales!!