Atentado en la entrada del aeropuerto de Kabul, varios soldados estadounidenses resultaron heridos

Dada la gravedad de los hechos, el funcionario advirtió que las cifras de víctimas podrían cambiar, así como el número de bajas, y que aún desconocía cuántas podrían ser y de qué nacionalidad. Al mismo tiempo, otros medios informan que la explosión dejó al menos 13 heridos, entre ellos niños.

Entre tanto, el embajador de Francia en Afganistán, David Martinon, advirtió en los últimos minutos sobre un posible segundo ataque. «A todos nuestros amigos afganos: si están cerca de las puertas del aeropuerto, aléjense urgentemente y pónganse a salvo. Existe la posibilidad de una segunda explosión», escribió Martinon en Twitter.

“Podemos confirmar que la explosión cerca de la Abbey Gate del aeropuerto de Kabul ha provocado un número indeterminado de víctimas. Continuaremos actualizándonos”, dijo el secretario de prensa del Pentágono, John Kirby.

Según un funcionario estadounidense, miembros del servicio estadounidense se encontraban entre las bajas. El funcionario dijo que estaba citando un informe inicial y advirtió que la información podría cambiar. Dijo que hubo más víctimas pero no sabía cuántas ni de qué nacionalidad.

Miles de personas se han estado reuniendo fuera del aeropuerto en los últimos días. Las tropas occidentales se apresuran a evacuar a los extranjeros y afganos que ayudaron a los países occidentales durante la guerra de 20 años contra los talibanes, y para salir ellos mismos antes de la fecha límite del 31 de agosto.

Un diplomático occidental en Kabul dijo anteriormente que las áreas fuera de las puertas del aeropuerto estaban “increíblemente abarrotadas” de nuevo a pesar de las advertencias de un posible ataque.

Dos funcionarios estadounidenses dijeron a Reuters que la explosión se produjo en una de las puertas de entrada y parece ser un ataque suicida.

Un dramático video difundido por la agencia de noticias local Aśvaka mostró a varios cuerpos desmembrados y amontonados en el lugar de la explosión, lo cual hace temer que el saldo de víctimas puede ser muy elevado.

Otro video y fotos mostraron a varias personas heridas mientras eran atendidas por los transeúntes y los socorristas.

El presidente Biden ha sido informado sobre la explosión, dijo un funcionario de la Casa Blanca.

En tanto, la embajada de Estados Unidos en Kabul envió una alerta que instó a los ciudadanos estadounidenses que se encuentren en Abbey Gate, East Gate o North Gate, tres puertas de acceso al aeropuerto, a “irse de inmediato”.

“Ha habido una gran explosión en el aeropuerto y hay informes de disparos”, dijo la alerta de seguridad. “Los ciudadanos estadounidenses deben evitar viajar al aeropuerto y evitar las puertas del aeropuerto en este momento”, agregó.

La explosión se produce horas después que varios países instaran a las personas a evitar el aeropuerto, aduciendo la amenaza de un atentado suicida. Pero cuando faltan apenas unos días, o horas para algunas naciones, antes de que finalice el esfuerzo de evacuación, pocos parecieron escuchar la advertencia.

Durante la última semana, el aeropuerto ha sido escenario de algunas de las imágenes más punzantes del caótico final de la guerra más larga de Estados Unidos y de la toma del poder de los talibanes, cuando un vuelo tras otro despegaba llevando a quienes temen un regreso al brutal gobierno de los militantes.

Algunos países ya han terminado sus evacuaciones y han comenzado a retirar a sus soldados y diplomáticos, lo que marca el comienzo del fin de uno de los puentes aéreos más grandes de la historia. Los talibanes se han comprometido a no atacar a las fuerzas occidentales durante la evacuación, pero insisten en que las tropas extranjeras deben salir antes de la fecha límite autoimpuesta por Estados Unidos del 31 de agosto.

De la noche a la mañana, surgieron advertencias de las capitales occidentales sobre una amenaza del afiliado grupo Estado Islámico de Afganistán, que probablemente ha visto sus filas aumentadas por la liberación de prisioneros de los talibanes durante su bombardeo en todo el país.

El ministro de las Fuerzas Armadas británicas, James Heappey, dijo a la BBC el jueves temprano que había “informes muy, muy creíbles de un ataque inminente” en el aeropuerto, posiblemente en “horas”. El primer ministro belga, Alexander De Croo, dijo que su país había recibido información de Estados Unidos y otros países sobre la “amenaza de ataques suicidas contra la masa de personas”.

El embajador interino de Estados Unidos en Kabul, Ross Wilson, dijo que la amenaza a la seguridad en el aeropuerto de Kabul durante la noche fue “claramente considerada como creíble, como inminente, como convincente”. Pero en una entrevista con ABC News, no dio detalles y no dijo si la amenaza persistía.

Comparte en tus redes sociales!!