AI condena asesinato de 24 activistas y periodistas en América

Amnistía Internacional (AI) alertó el miércoles (02.02.2022) sobre la creciente violencia contra periodistas y defensores de derechos humanos en América, tras el asesinato de al menos 24 de ellos este enero en la región.

«El asesinato de 20 personas defensoras de derechos humanos y cuatro periodistas en apenas un mes es alarmante y muestra un escenario aterrador de lo que puede ser el año para quienes alzan la voz defendiendo derechos humanos en las Américas», dijo la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas, en un boletín.

Por ello, Guevara Rosas instó a «construir un futuro» en el que defender los derechos humanos «no signifique arriesgar la vida».

«Es imperioso que los Estados tomen medidas urgentes para garantizar un espacio seguro y propicio para la defensa de los derechos humanos y el periodismo independiente en la región, y que estas dejen de ser actividades letales», agregó.

Los asesinatos han ocurrido justamente en los países considerados más peligrosos para la defensa de derechos humanos en años anteriores: 13 en Colombia, tres en Brasil y tres en Honduras, mientras que una defensora y cuatro periodistas han sido asesinados en México, el país más letal del continente para ejercer el periodismo.

«Los Estados tienen la obligación de investigar los asesinatos de manera pronta, exhaustiva independiente e imparcial, y con una línea de investigación principal que considere la labor de defensa de los derechos humanos o actividad periodística. Eliminar la impunidad en estos casos es crucial», agregó Guevara Rosas.

En México fueron asesinados en enero los periodistas José Luis Gamboa Arenas, Lourdes Maldonado, Alfonso Margarito Martínez Esquivel y Roberto Toledo. Además, el 27 de enero, la defensora Ana Luisa Garduño fue asesinada en Temixco, Morelos. Ana Luisa luchaba por justicia por el feminicidio de su hija.

En Honduras, el 9 de enero, dos desconocidos asesinaron a Pablo Isabel Hernández, líder indígena, comunicador social y defensor de los derechos humanos y ambientales. Al día siguiente, Thalía Rodríguez, defensora trans de derechos humanos, fue asesinada en Tegucigalpa, y el 22 de enero Melvin Geovany Mejía, indígena tolupán, fue encontrado muerto con heridas de arma de fuego.

En Colombia, de acuerdo con el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, 13 personas defensoras de derechos humanos fueron asesinadas en enero, todas vinculadas a la defensa de la tierra y el ambiente. Sumado a ello, el instituto ha documentado 13 masacres que han resultado en la muerte de 40 personas que viven en zonas rurales en Colombia.

En tanto, en Brasil, el 9 de enero fueron hallados los cuerpos de tres personas de una misma familia conocida por liberar crías de tortugas y por la defensa de la tierra en San Francisco do Xingú, estado de Pará. El 14 de enero, el Ministerio Público Federal afirmó que los hechos se enmarcaron en un contexto de «reiterados ataques a ecologistas y defensores de derechos humanos en el país».

Comparte en tus redes sociales!!